Inicio>>Filosofía
Realmente la filosofía de este proyecto nuestro que es La Guitarrería es simple:
Partimos de un amor por la música y por el sonido y la belleza de los instrumentos. Sin caer en estrecheces de patrones estéticos.
Queremos fabricar nuestros instrumentos con una calidad verdaderamente muy alta y poniendo en ellos todo el buen saber hacer de que disponemos, dedicándoles nuestro meticuloso esfuerzo sin reservas, e impregnarlos del cariño que sentimos por ellos.
Queremos restaurar, revitalizar y comerciar con instrumentos de una cierta antigüedad, con historia, con una construcción basada en modelos de producción que ya no se estilan, de cuando la calidad de maderas, componentes y herrajes era mejor, cuando era más importante el sonido que la rentabilidad.
Creemos firmemente en la gran diferencia existente entre los instrumentos con vida propia, con historia, con duende, con alma si se nos permite, y aquellos producidos en cadenas de gran tirada con objetivo meramente comercial.
Por el contrario, no creemos en que para poseer un instrumento que suene verdaderamente bien y de belleza excepcional, debamos invertir una pequeña –o gran- fortuna; no es el precio su valor auténtico.
Y evidentemente es un placer trabajar con materiales vivos, que el hecho de tener historia personal ya les confiere vida propia. Además algunos pueden ser verdaderas obras de arte, y eso los convierte en objetos de deseo. Y para nosotros, es nuestro deseo trabajar con ellos.